Madre no hay mas que una… Gracias a Dior


Reconozco que soy uno de esos bichos raros a los que les encanta la Navidad, las lucecitas, los regalos, las reuniones familiares, las sorpresas, quedar para brindar, los típicos mensajes de tu ex borracho, las vacaciones… Llamadme rara. Sólo le veo un pequeño problema a todo esto: el temido retorno al nido. Y es que, si hay algo que una madre no entiende, es el significado de la palabra intimidad. Me explico…

Situación en mi dulce hogar: Me levanto medio zombie. Me miro al espejo y determino la cantidad de maquillaje que voy a necesitar para arreglar el desastre. Subo hacia la cocina medio reptando por la escalera, bien grapada a la pared por si acaso. Llego a la cocina, capsulita de café, botón, y a ver chorrear mi droga… Empieza un nuevo día.

Situación en casa de La Mamma: Me despierta el ruido de la aspiradora tempranito por la mañana. Escondo la oreja debajo del edredón y sigo durmiendo. Se abre la puerta con un “nenaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa venga arriba”. Intento llegar a la cocina pero mami se ha plantado en medio del pasillo para darme conversación. Me recuerda que tengo que llamar al técnico del lavavajillas (se la sopla si aún me quedan dos semanas para volver a casa), me da varios consejos para afrontar las obras que me esperan en casa (y se ofrece voluntaria para venir a ayudar), me recuerda que, en abril (¡¡¡!!!) tengo que ir al dentista y se empieza a preocupar por el tiempo que hace en NY en mayo, para que vaya pensando qué meto en la maleta…

Situación en mi dulce hogar: Me meto en la ducha. Me tiro media hora debajo del agua hirviendo, sólo se oye el ruido del agua. Me relajo feliz y contenta antes de ir a trabajar.

Situación en casa de La Mamma: Me meto en la ducha. Mi madre me pregunta algo desde la cocina. Hago como que no he oido nada. Insiste. Yo también. Se acerca hasta la puerta del baño y lo intenta de nuevo. Soy sueca. Decide meterse en el baño y, una vez más, me da el coñazo me recuerda amablemente que llame al técnico del lavavajillas dentro de quince días…

Situación en mi dulce hogar: pongo música que se escucha en toda la casa, y mi única preocupación es que no la oigan los vecinos del bloque de al lado. Canto y bailo al más puro estilo Bridget Jones. Hablo con algún amigo por messenger mientras tanto.

Situación en casa de La Mamma: pongo música más bien baja y me encierro en el despacho para que no me molesten para que no moleste tanto. A mami le entran ciertas ansias comunicativas y se dirige a mí desde el otro extremo de la casa. Para ser tan sueca no he salido nada rubia. Hablo con amigos por facebook mientras ignoro a mi madre tanto. Sin saber cómo ni por qué acabo contestándole a mi madre con lo que acabo de escribir en el ordenador y aguantando comentarios tipo “qué sosa te has vuelto desde que vives sola”.

Reconozco que soy uno de esos bichos raros a los que les encanta la Navidad, las lucecitas, los regalos, las reuniones familiares, las sorpresas, quedar para brindar, los típicos mensajes de tu ex borracho, las vacaciones…

Anuncios

3 comentarios to “Madre no hay mas que una… Gracias a Dior”

  1. Bego Says:

    jajaja y estoy segura d q t está encantando :)) pucherito d la mama, risas con el bro, conversaciones con el progenitor… q t conozco bacalao!!

  2. nina Says:

    Begoooo, que soy yo cariño!!! Que yo no tengo bro 😛 nina = azul… Telly = verde jajajajajaja

  3. Ezne Says:

    jajajajajajajajaja Ha habido una pequeña confusión, pero yo te he pillado al vuelo jijijijijijijiji sabía que La Tua Mamma é la tua mamma 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: