Archive for 31 diciembre 2011

Un año más…

12/31/2011

Vuelve a ser un placer seguir desvariando con vosotras!!!! Y además…

Miss Murphy ha caido!!!

Anuncios

Madre no hay mas que una… Gracias a Dior

12/31/2011

Reconozco que soy uno de esos bichos raros a los que les encanta la Navidad, las lucecitas, los regalos, las reuniones familiares, las sorpresas, quedar para brindar, los típicos mensajes de tu ex borracho, las vacaciones… Llamadme rara. Sólo le veo un pequeño problema a todo esto: el temido retorno al nido. Y es que, si hay algo que una madre no entiende, es el significado de la palabra intimidad. Me explico…

Situación en mi dulce hogar: Me levanto medio zombie. Me miro al espejo y determino la cantidad de maquillaje que voy a necesitar para arreglar el desastre. Subo hacia la cocina medio reptando por la escalera, bien grapada a la pared por si acaso. Llego a la cocina, capsulita de café, botón, y a ver chorrear mi droga… Empieza un nuevo día.

Situación en casa de La Mamma: Me despierta el ruido de la aspiradora tempranito por la mañana. Escondo la oreja debajo del edredón y sigo durmiendo. Se abre la puerta con un “nenaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa venga arriba”. Intento llegar a la cocina pero mami se ha plantado en medio del pasillo para darme conversación. Me recuerda que tengo que llamar al técnico del lavavajillas (se la sopla si aún me quedan dos semanas para volver a casa), me da varios consejos para afrontar las obras que me esperan en casa (y se ofrece voluntaria para venir a ayudar), me recuerda que, en abril (¡¡¡!!!) tengo que ir al dentista y se empieza a preocupar por el tiempo que hace en NY en mayo, para que vaya pensando qué meto en la maleta…

Situación en mi dulce hogar: Me meto en la ducha. Me tiro media hora debajo del agua hirviendo, sólo se oye el ruido del agua. Me relajo feliz y contenta antes de ir a trabajar.

Situación en casa de La Mamma: Me meto en la ducha. Mi madre me pregunta algo desde la cocina. Hago como que no he oido nada. Insiste. Yo también. Se acerca hasta la puerta del baño y lo intenta de nuevo. Soy sueca. Decide meterse en el baño y, una vez más, me da el coñazo me recuerda amablemente que llame al técnico del lavavajillas dentro de quince días…

Situación en mi dulce hogar: pongo música que se escucha en toda la casa, y mi única preocupación es que no la oigan los vecinos del bloque de al lado. Canto y bailo al más puro estilo Bridget Jones. Hablo con algún amigo por messenger mientras tanto.

Situación en casa de La Mamma: pongo música más bien baja y me encierro en el despacho para que no me molesten para que no moleste tanto. A mami le entran ciertas ansias comunicativas y se dirige a mí desde el otro extremo de la casa. Para ser tan sueca no he salido nada rubia. Hablo con amigos por facebook mientras ignoro a mi madre tanto. Sin saber cómo ni por qué acabo contestándole a mi madre con lo que acabo de escribir en el ordenador y aguantando comentarios tipo “qué sosa te has vuelto desde que vives sola”.

Reconozco que soy uno de esos bichos raros a los que les encanta la Navidad, las lucecitas, los regalos, las reuniones familiares, las sorpresas, quedar para brindar, los típicos mensajes de tu ex borracho, las vacaciones…

Una piensa…

12/02/2011

Una piensa que cuando crece se madura y se dejan de lado ciertas actitudes. Y cuando llega a esas edades en las que se supone que esos comportamientos más inmaduros ceden, comprueba que si se hiciera el juego del amigo invisible entre ciertas personas el regalo ideal sería un chupete.

Una piensa que lo que ocurre en la tele no puede pasar en la vida real y luego se topa con personas que viven su vida como si fueran protagonistas de teleseries o de Gran Hermano.

Y una termina viviendo su vida bajo el lema “dejadme vivir en paz”, porque llegado a cierto punto una lo que quiere es estar tranquilita y no comerse mucho la cabeza con lo que digan o hagan los demás…