Archive for 24 febrero 2010

Los consejitos del día

02/24/2010

Bien, queridas maris, vamos a seguir con unas pequeñas nociones para despertar a la maripepi que (algunas, no todas) llevamos dentro.

Para empezar es muy importante saber que maripepi ya se nace. Será cuestión genética, selección natural o lo que querais llamarlo, pero muchas, en algún momento de nuestras vidas, hemos sentido esa imperiosa necesidad de dejar aflorar nuestro lado más maripepil (Miss Murphy, ya caerás).

Una buena maripepi siempre, siempre, siempre, va divina. Cuidadín, por mucho que ADOREMOS ir de compras, por mucho que nos APASIONEN las marquitas, no es necesario dejar a la pobre VISA echando humo para ir estupendas de la muerte. Porque no, una maripepi ni siguiera necesita dejarse un pastizal para estar genial. El truco está en ser capaz de combinar unas gafas de Dolce&Marrana con un foulard de mercadillomáspróximo sin perder un solo puntito de glamour.

A las maripepis les encantan los colorines, y no dudarán en utilizarlos en las ocasiones más inverósimiles (véase firmar documentos importantes en rosa para estupefacción del resto del universo). El lugar de trabajo o estudio de una maripepi siempre estará PLAGADO de colorines y moñerías porque, queridas, cada una se motiva como puede…

Intentaremos enfadarnos poco para evitar las arrugas, que no merece la pena. Nuestra carta de presentación nunca será una cara de very bad milk. ¿Por qué? Porque no es conveniente que el enemigo sospeche lo que se le viene encima. Distraigamos al contrario,que no sospeche, ni por asomo, que en un momento de cabreo somos capaces de cagarnos en el de arriba, en el de abajo, en el del medio y quedarnos más anchas que panchas.

Una maripepi mata por sus tacones, pero estará igual de genial con unas zapatillas o con unas botas de montaña si viene al caso. Volvamos al punto anteriormente mencionado, SIEMPRE estamos monas, y para hacer de Barbie Montañera no es necesario subirse al andamio.

Y esto es todo por hoy, ya os quiero ver poniendo todo esto en práctica. Nos vemos en el examen de junio 😉

Nina

Viva la mujer puchero

02/22/2010

Una Mujer Puchero es una mujer con todos los avíos. Es la que tiene tetas, culo, caderas que quitan el sentío. Es la que ves andando a lo lejos y sabes que es mujer, es la que no te quedas un rato pensando si una chica o un maniquí que ha cobrado vida.

Viva la Mujer Puchero, la que cuida la línea por salud, la que se ve guapa al espejo, la que hace deporte para tener su chute de endorfinas y no va contando “ois, hoy he perdío tantas calorías”

Viva la Mujer Puchero, la que sabe que la belleza no es una talla, que el glamour no te lo da una 34 sino tener las curvas mejor puestas que una guitarra, la que sabe andar exudando sensualidad a cada pasito y a cada mirada, la que no siente vergüenza de ser como es ni le hace falta.

Viva la Mujer Puchero que se quiere como es, la que se ríe de las minitallas de Inditex y la madre que parió a los diseñadores de ropa para palos, los que se perdieron la clase de Biología en la que te contaban que cuando pasas de niña a mujer te salen curvitas por tós laos.

Ole la Mujer Puchero, la que no te dice “ira quillo, una ensalaíta y sin aliñar, que el aceite engorda“, sino se endiña su plato de macarrones o disfruta su chuletón de ternera con un buen vinito para acompañar, la que disfruta y saborea la comida sin pudor, sin recato y sin contar calorías.

Ole la Mujer Puchero, la que sabe que un hombre de verdad, no un mindundi cualquiera, quiere tener donde agarrar, que no le gustan los palos ni las tablas de planchar.

Ole la Mujer Puchero que sabe que la autoestima no la dan los huesitos marcados para que te entre el pantalón de talla subnormal, que cuando la dependienta mordaz le suelta “te hace falta una tallita más” le suelta con desparpajo “una tallita más…de cerebro para tí, preciosidad“.

PD: la chica de la foto es Sophie Dahl, pariente de Roald Dahl, autor de “Matilda”, “James y el melocotón gigante” y “Charlie y la fábrica de chocolate” entre otros maravillosos cuentos. La llaman modelo de tallas grandes. Yo la llamo Mujer Puchero.

Telly

LASUEGRA

02/18/2010

Existe un prototipo, un cliché, mal que nos pese la vida está lleno de ellos, que me da mucho miedito, ni más ni menos que el chico que ha crecido bajo el ala protectora de mami, ser dulce y servicial donde los haya, señoras, señores, MamáPolluela, tendrá un nombre que posiblemente acabe en ito o ita, Josefita, mariquita, Charito… Que indicará que los 50 los rebasó, que es moderna porque compra ropa en el Punto Spaguettini  y en el Tajo Anglosajón, pero que es, ante todo y sobre todo, megamamápolluela. Megamamápolluela es LASUEGRA, no una suegra cualquiera, no, LASUEGRA, y tú le estás robando a su polluelo.

MegaMamaPolluela (de ahora en adelante MMP) te adorará o te odiará por el mismo motivo…  tu nivel Don Limpio. Porque no nos engañemos, a MMP si hay algo que realmente la motiva es el brillo, brillo en los azulejos, brillo en los espejos, brillo en los muebles… Brillo en las lámparas, y brillo si me apuras, hasta en las sábanas recién planchadas… Así que mejor ni hablemos de dejar que las pelusillas de tu casa se hagan colegas, que si tú dices que lo de limpiar está obsoleto y que hay que hacer lo justo para que las mismas pelusillas no se hagan una pelusa gigante y te engullan… te habrás ganado su odio eterno….

Las MMP son esas mujeres que jamás de la vida han permitido que su hijo (No nos olvidemos, tu novio) Haya hecho una cama, es más, ¿la cama no tiene un autoservicio para hacerse sola? Los espejos del baño tienen un limpia incorporado como los coches, no importa los goterones que haya dejado… todo está siempre inmaculado… ¿Es que no se da la vuelta la mesa con el servicio para comer y posteriormente todo va por inercia propia volando a la cocina a fregarse solito? Pero si la proporción MMP-HijoInútil es amplia en tareas domésticas… Hablemos de fogones.

Los fogones son esas cosas que transmiten calor, estamos de acuerdo, las ollas son unos utensilios que se guardan en los armarios de la cocina, correcto… la comida… pues es esa mezcla de ingredientes que por la misma inercia viajan solos del frigo y la despensa a la olla… y listo…  Los días de felicidad se llenan de aromas exquisitos que provienen de la cocina mientras tu hojeas, que para eso es domingo, el periódico tranquilamente porque MMP te ha traído un cafelito mientras como una loca va de aquí para allá limpiando, sacando brillo y cocinando.

Esta filosofía de vida, válida como cualquier otra, que ante todo se respeta la ideología ajena, no tendrá ningún fallo estructural salvo si tienes la mala suerte de ser una mujer del Siglo XXI y no has nacido en los años treinta, ahí el sistema puede tener algunos fallos que ni el Windows.

Si tienes la suerte de que tu churri sea un tío de ideas modernas, que comprenda que trabajar ambos fuera de casa es proporcional al trabajo dentro de casa por ambas partes, no hay problema, seguirá siendo el HijoPolluelo en su casa, y en vuestro dulce hogar será el chico que se adapta a las nuevas tecnologías así como a las nuevas formas de vida… pero si resulta que el HijoPolluelo cambia a MMP por NMPCDS (NoviaMamáPolluelaConDerechoaSexo) el problema, insisto, en el siglo XXI, está asegurado.

La transformación de novio encantador al cerdo de tu novio en apenas un mes es más que evidente.

Porque si tú haces malabarismos con el tiempo, te levantas una hora antes, sacas al perro, preparas el desayuno, te aseas y te arreglas (no sin tu corrector Dior) curras como una campeona y cuando llegas a casa te das cuenta de que parece que ha habido una fiesta de cerdos salvajes… así que al final coges complejo de Plumero y de Mujer Escoba… mientras el churri es feliz cual perdiz…hasta que llega la separación que la feliz como una perdiz serás tú quitándote de encima un Cerdo y a LASUEGRA.

Kela Dixit.

Viva la tacoterapia, joder

02/16/2010

Nuestras abuelas y madres nos daban una azotaina en la boca si decíamos una palabrota. Caca, eso no se dice. De ese modo aprendimos a ser finas como el coral, como pétalos de rosa, aunque en nuestros pensamientos fuéramos finas como el pellejo de una mierda. Eso iba combinado con poner una sonrisa a todo aunque nos estuvieran clavando siete puñales y nos ciscáramos en todo lo que se menea. La que escribió el Manual de la perfecta cabrona lo definía como encanto tóxico, esa actitud que te hace encantadora a los demás, una ovejita Norit pero que te envenena las entrañas.

Pues mira, va a ser que no. Yo reivindico la tacoterapia, el poner a todo trapo en el coche “Que te follen” del Lichis y hacer el saludo hawaiano al camionero que te suelta algún piropo garrulo. Reivindico poder soltar “mecagonlaputa” cuando se te caiga la taza de café supercaliente y te achicharres los pies. Pido poder dejar de mierda hasta las orejas a los ancestros del compañero de trabajo que nos ha puteado para quedar bien ante el jefe y poder soltar improperios cuando te queden dos días para el examen y mucho temario por mirar. Qué coño. Necesito esa válvula de escape, poder ciscarme en todo, relajarme y seguir siendo una persona civilizada que no le clava un tacón en un pulmón a la dependienta gilipollas que te dice con una sonrisita “a lo mejor te hace falta una talla más“. Una talla más de cerebro te vendría bien, chati, que de tanta dieta te han adelgazado hasta las neuronas.

El taco relaja, el taco es curativo, sanador. Un buen exabrupto y un buen Keleden de 500 gr por vía rectal te deja tan nueva, tan bien, que hasta te sientes mejor persona y tienes casi los mismos síntomas que las majaras que salen en los anuncios de las compresas (¿se las fuman para estar así?). Qué carajo, te sientes suprema, divina, estupléndida y fantabulosa. Eso sí, en su justa medida, los excesos matan y al final, te intoxicas de tanta diarrea verbal.

Telly

Buscando a Mr. Right

02/15/2010

Ser Maripepi no es fácil, y encontrar a un hombre digno de tener una a su lado es más complicado aún. No nos engañemos, a ciertas edades encontrar a un hombre sin demasiadas taras es poco menos que misión imposible. Que no nos engañen, encontrar pareja no suele ser tan sencillo como sentarte en la barra de un bar de Manhattan mientras esperas que te entre el buenorro de turno…

Aquí van unas sencillas reglas para NO acabar volviéndonos locas en la ardua tarea de encontrar un tío normal:

1. Olvídate de encontrar al amor de tu vida un finde por la noche, o es un “coche escoba” (uno de ésos que se liarían hasta con su padre con tal de pillar) o está borracho como una rata y ni te recordará al día siguiente,  o serás tú la que esté ligeramente ebria y querrás beberte varios litros de colonia de los chinos cuando veas que ni era tan alto, ni tan guapo, ni con los ojos tan azules…

2. Cuidadito si te empieza a contar que quiere que su vida cambie contigo, quiere reparar  errores pasados etc etc etc Si fue un mamón, lo más probable es que siga siéndolo. También cabe la posibilidad de que te haga sentir como una ratita de laboratorio o una reposición de su ex. Además, asúmelo, te resultará inevitable darle vueltas a su vida pasada.

3. Cuidado con los que son incapaces de mantener una relación seria sin que les den ataques epilépticos. Estos son los típicos que te dejarán comiendo prozac por las esquinas. Normalmente empezarán queriéndote, amándote y adorándote. Avisada quedas: no le durará mucho. A las pocas semanas se olvidará de todo lo dicho, alegará que necesita independecia, amigotes y fiesta. Ni te molestes en preocuparte, considérate afortunada por habértelo quitado de encima.

4. Evita a los candidatos con complejo de Edipo. Si a ciertas edades es incapaz de asumir una vida adulta tampoco tendrá del todo claro lo que significa tener una relación de pareja. Si no está maduro, mejor que se quede en el árbol un ratito más… Aunque sea jugando al parchís en casa de su madre.

5. Nunca, nunca, nunca vuelvas a relaciones pasadas, sólo te servirá para recordarte por qué las dejaste… Además, los ex son esos especímenes que reinciden de vez en cuando sin necesidad de que tú les digas ni media palabra. Suelen hacerlo pidiéndote perdón por mil cosas de las que ahora (no, antes no, ni de lejos) se han dado cuenta. Recuerda, si se acabó fue por algo.

6. Ojito a los caracoles a no ser que quieras tener un nuevo apéndice continuamente colgado de ti. Los hombres, a ciertas edades, pueden tener una reacción de “necesitohaceralgoconmividayamismoycasualmentetúpasabasporaquí”. Si te descuidas estarás casada y con hijos en un par de semanas. ¿Problema? Que una vez conseguido el objetivo pasarán a pertenecer a cualquiera de las otras categorías de las que estamos hablando.

7. El contraste al anterior es el soltero recalcitrante. Huye si lo que quieres es una relación estable. Sí, te hará sentir genial, será el hombre perfecto, atento, cariñoso, simpático, comprensivo… Pero en estos momentos no es para ti. Lo que suele fastidiar en estos casos es que al poco de darte cuenta de que es algo pasajero y mandarlo al carajo lo verás enamoradísimo y con planes de futuro para ya mismo… Con otra, claro.

8. Absteneos de los intelectuales que no ven más allá de su ombligo. siempre tendrán cosas que hacer en las que no habrá ni un sólo hueco para nosotras. Siempre necesitará que le estemos recordando lo listo que es y lo bien que lo hace todo…

9. Un tío con menos pelos en las piernas que tú no es un candidato apetecible, a menos que sea capaz de ocuparse de sí mismo y de ti a la vez. Muchas veces serás la muñequita que lleve al lado para que todos vean lo fantástico que es. Hazte a la idea, si no se besa y no se la chupa es porque no llega…

10. Y posiblemente la más importante, todo tío que se acerque a ti tendrá, en mayor o menor grado, los síntomas de alguna de estas categorías si no  de varias. Así que respira hondo, no te desesperes y piensa si serás capaz de soportarlo sin perder ese glamour y ese saber estar que te convierte en maripepi.

Nina

San Tontín

02/14/2010

El 14 de Febrero es una fecha ideal para comprobar el grado de salud mental de nuestros congéneres y hacer un estudio de salud mental.

Es una fecha que a mucha gente le toca la zona interinguinal. Es la fecha para que los simbióticos proclamen su amor lanzando azúcar a los cuatro vientos (plof, plof, diabéticos intoxicados dando boqueadas en el suelo), es la fecha para que las feministas de salón suelten sus diatribas mientras en el fondo echan de menos una mano masculina que sostenga la VISA que sufrague sus trapitos, es la fecha para que las parejas normales, con dos dedos de frente, sigan con su vida normal como si fuera otro día.

Es el día en el que la Chica Woo suelta más grititos que nunca (quien no sepa a qué me refiero, que vea el capítulo 4×08 de How I met your mother), el día en el que la amiga tóxica te señala a tu parejito con el dedo “mira, no te ha regalado un ramo de rosas rojas ni un anillo con una fecha por dentro, ¿estás segura de que te quiere? ¿Su falta de generosidad no te indica nada? ¿No entiendes el mensaje subyacente?”.

Es el día en el que muchos solteros no se acordarían de que es San Tontín si no fuera por el bombardeo publicitario, por las tartitas con forma de corazón de las pastelerías, el amigo o la amiga plasta que le pide que le acompañe para elegir el regalo adecuado ( y te dan ganas de decirle que a partir de 500 euros, cualquier regalo lo es).

Es el día en el que si has roto con tu pareja, te dan ganas de ponerte a cantar “Sobreviviré”, “Que te follen”,”19 días y 500 noches”, “En el Boulevard de los sueños rotos”.

Es el día en el que si tu abuela o tu tía te pregunta otra vez si tienes novio “o amiguito, que es lo que se lleva ahora“, no sacas el trabuco del agüelo por respeto alla famiglia.

El 14 de febrero es cuando sufres la situación “amor idiota, tú por él, él por otra” y cuando le dedicas unos buenos versos al tonto de turno, “con otra los amores, conmigo las bromitas…mira pisha, si te quieres divertir, cómprate una trompetita“.

Es el día en el que tus amigas emparejadas se convierten en celestinas y te piensas mucho el proclamar que eres peluchofílica y estás emparejada con tu tigre de peluche (groooaor, un tigre en la cama, groooaaaor).Es el día en el que te planteas por qué diantres parece taaan necesario tener pareja. Una de las respuestas te llega cuando miras a tu alrededor, ves parejas simbiontes, “quedamos contigo”, “no sabemos si podremos ir a cenar contigo”, ves amigas que se quedan en casa en plan amargadas “no me va querer nadie en la vida, buah, sniff, sniff”, ves amigas que sólo quieren salir de cacería y si no ligan esa noche se tira la semana refunfuñando. Si no te quedan amigas que dicen “sé divertirme y no es imprescindible un hombre en mi vida ni lo voy buscando hasta en el catálogo del IKEA” te sientes tentada por el Lado Parejil de la Fuerza, por lo menos estarás acompañada y tendrás a alguien para salir y que te dé el aire urbano.Meec, error,estar con alguien por estar te pasa una factura con unos intereses que ni Hacienda.

Es el día en el que tienes una oportunidad de oro para conocer mejor a tu pareja y saber de qué palo. Si sólo sabe expresar su amor el 14 de Febrero con un cojín corazonoso de peluche…yo no digo ná.

Telly

Minutos musicales: No quiero lechuga

02/05/2010

¿Recordáis “You’re beautiful” de James Blunt? Pues bien, con esa música, cantad conmigo:

No quiero lechuga

tampoco verdura

por qué hay que comer puré

Dónde está la nocilla

a ésa ni se la ve

yo sólo quiero comer bien

no quiero desfallecer.

Telly